Castillos hinchables y colchonetas

Normativa castillos hinchables

Los castillos hinchables deben cumplir con una normativa de seguridad que recoge distintos aspectos sobre el diseño, fabricación, instalación y disfrute de estas atracciones infantiles. La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) publicó en 2014 la norma UNE-EN 14960:2014, con el título Equipos de juego hinchables. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo, que es la versión oficial para España de la Norma Europea EN-14960:2013 por la que se rigen en la actualidad las atracciones hinchables infantiles. Esta normativa sobre castillos hinchables se aplica a las atracciones destinadas a ser utilizadas por niños de catorce años o menos y de forma individual o colectiva. La norma establece medidas frente a los riesgos y también pretende reducir al mínimo los accidentes de los usuarios prestando especial atención al diseño, fabricación y suministro del equipo de juego hinchable. La normativa de castillos hinchables especifica los requisitos que estas atracciones deben contemplar para proteger al niño de los peligros que no sea capaz de prever al utilizar el equipo, o de manera que se pueda anticipar razonablemente. Esta norma se aplica a todas las atracciones cuya actividad principal de los usuarios sea botar o deslizarse.

Normativa para los castillos hinchables más seguros

La normativa sobre castillos hinchables tiene como objetivo final que los niños puedan disfrutar del juego en las atracciones hinchables con la máxima seguridad, por eso presta una especial atención al cálculo del número de puntos de anclaje y tomando como referencia la escala Beaufort de fuerza del viento establece una serie de criterios para anclar el hinchable al suelo y los procedimientos que se deben seguir en los distintos aspectos de la instalación y uso de los castillos hinchables. Con el anclaje, otras medidas importantes están destinadas a evitar el aprisionamiento del usuario o de su ropa, y evitar situaciones de riesgo de asfixia, caídas y demás aspectos relacionados con la seguridad de los pequeños. En general, las atracciones más seguras son las que no sólo cumplen con los preceptos de esta normativa, sino que están diseñados y fabricados aportando aún mayores grados de seguridad: ampliando las zonas de acceso; fortaleciendo los puntos de fijación;creando un recinto seguro con laterales altos y redecillas de protección; haciendo más plana la superficie de salto para evitar torceduras; reforzando las costuras, etc.

Normativa para castillos hinchables y buen mantenimiento

La normativa sobre castillos hinchables es una garantía para la seguridad de los pequeños y por eso todos nuestros productos tienen la certificación correspondiente pero además les aplicamos un estricto programa de mantenimiento para que no pierdan sus cualidades, ni en lo que respecta a la seguridad, ni en el aspecto visual que tanta importancia tiene en los artículos de alquiler. Todos los hinchables de nuestro catálogo se ofrecen sin desperfectos o daños en su estructura ni en los elementos interiores, con las costuras revisadas y las zonas de saltos en un estado impecable, para ofrecer la máxima tranquilidad a los padres que pueden ver las evoluciones de los niños en el interior en todo momento. 

Normativa para castillos hinchables y normas de uso

La normativa para castillos hinchables la complementamos también con unas normas de uso que todos nuestros clientes deben conocer para poder disfrutar de las atracciones con el mayor grado de seguridad posible. Los aspectos más importantes de estas normas de uso, que se derivan de la normativa española y comunitaria, son los siguientes:

  • Se recomienda la presencia de un monitor, pero en caso de contar con uno se hace necesaria la presencia de un adulto para supervisar el juego de los niños.
  • Los hinchables con tobogán están diseñados para que los niños desciendan deslizándose por el mismo, no para que suban por él. Tampoco es seguro saltar desde la parte más alta ni remover la lona deslizante manipulando sus velcros.
  • No se debe sobrepasar la capacidad de niños indicada para cada hinchable, ni la altura o el peso máximo permitidos para la atracción.
  • Es recomendable que los niños pequeños no jueguen en el interior del hinchable al mismo tiempo que los de mayor edad, para evitar que los pequeños se puedan hacer daño accidentalmente, por la diferencia de peso y envergadura entre ellos.
  • Los niños deben acceder descalzos a los hinchables.
  • Se recomienda no entrar en la atracción con gafas.
  • Por higiene y seguridad no se debe acceder al hinchable con comida o bebida.

Normativa para castillos hinchables desde su diseño

Otro aspecto de la normativa para castillos hinchables es la atención a todo el proceso de diseño y fabricación para garantizar que los artículos sean más seguros. Nuestros hinchables cuentan con todas las homologaciones requeridas en la Unión Europea: lonas ignífugas y antiestáticas, colores atóxicos para las decoraciones, motor sin emisiones válido tanto para exteriores como para interiores y con un nivel de ruido adaptado a su utilización con niños, etc. Y además contamos con un seguro de Responsabilidad Civil para mayor tranquilidad. Podemos darte todas las garantías para que el alquiler de un castillo hinchable sea una experiencia gratificante y sin problemas. Si quieres consultarnos alguna duda sobre la seguridad de nuestros artículos o sobre el proceso de contratación de nuestros servicios sólo tienes que escribirnos a nuestro correo electrónico info@castillos-hinchables.org o llamarnos al teléfono móvil 662 060 363 donde te daremos todas las respuestas que necesites y te ofreceremos el asesoramiento más profesional para que tu próxima fiesta con niños tenga los castillos hinchables más seguros, divertidos y baratos.